¿Puede la empresa reclamar salarios al trabajador?

Reclamar salarios al trabajador

Cuando una  empresa se equivoca y paga menos al trabajador, siempre estará obligada a abonar esa diferencia, o al menos el trabajador tendrá la posibilidad de reclamar la diferencia.

Es en el caso contrario, cuando se producen distorsiones por exceso debemos  la empresa puede reclamar el salario al trabajador en caso de haberle pagado más de lo pactada entre las partes.

Estos errores suelen aparecer por duplicidad de salarios o por cambios de condiciones -como una reducción de jornada- que no se han aplicado en la nómina. O también puede ocurrir por situaciones impositivas erróneas, donde el empleado recibe más de lo que legalmente le corresponde.

En cualquier caso, estamos hablando de situaciones en las que el error es reconocido por ambas partes; sin embargo debido a que  el trabajador gastó el dinero, o simplemente  no quiere devolver el importe al considerar que es un error de la empresa y no debe hacerse cargo. Suele ser habitual que muchos empleados aleguen, en defintiva que no quieren o no pueden pagar la devolución.

 

¿Puede la empresa reclamar al trabajador en caso de error? 

 

Sí, por supuesto. El contrato de trabajo es un acuerdo entre dos partes, así que tanto el trabajador como la empresa han de cumplir las condiciones descritas. La empresa puede adeudar el salario abonado de más o reclamarlo judicialmente.

Por tanto, como en cualquier contrato, el trabajador está sujeto u obligado a la restitución de lo indebidamente cobrado, como se explica en el artículo 1895 del Código Civil. Dicho artículo tiene dos presupuestos:

  1. La entrega de la cosa o cantidad indebida.
  2. Hacerla por error.

Si consideramos que hubo un error en el pago incorrecto abonado en exceso, ello significa un  enriquecimiento injusto, ya que el trabajador vería aumentado su capital y la empresa disminuido sin causa alguna.

Es importante reseñar que esta doctrina del enriquecimiento injusto no requiere para su aplicación que exista mala fe, negligencia o un acto ilícito por parte del trabajador, sino que es suficiente el hecho de haber obtenido una ganancia indebida.

 

El supuesto del finiquito negativo

 

Este supuesto, muy habitual y similar al anterior, se produce frecuentemente cuando el trabajador causa baja en la empresa, y no ha procedido a dar el preaviso legalmente establecido a la empresa, lo que origina una penalización en favor de la mercantil.  Ese descuento salarial, por ejemplo, si el trabajador ya ha disfrutado todo el mes de vacaciones, y tiene las pagas extraordinarias prorrateadas, se materializa en un finiquito negativo.

Es habitual que el trabajador entienda que no debe adeudar o abonar nada a la empresa, pues no concibe tal deuda.

Lo cierto es que la empresa sí puede reclamarle ese saldo negativo (otra cosa es que normalmente son cantidades bajas y no se haga),  y la justificación o presupuesto es el mismo que en el apartado anterior, que el trabajador no puede lucrarse de mayor salario que el acordado, y lógicamente debe responder con su patrimonio de las deudas generadas por aplicación de la normativa.

 

¿Despido por cobro indebido?

 

No queda claro el despido procedente por parte de la empresa si ha habido un caso en el que el trabajador cobrase de más. Pero hay casos donde judicialmente ha sido así tras, por ejemplo, un año cobrando un salario indebido y diferente al especificado en el contrato laboral, y la negativa a devolverlo. Si bien la jurisprudencia no es unánime, en estos casos  la negativa supone un riesgo de despido disciplinario o procedente, que el trabajador ha de valorar antes de tomar su decisión.

 

 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies